La visualización para contar historias

Compartir

Hassel Fallas autor

Imagen para llamadaCada vez que en el equipo de Data de La Nación de Costa Rica iniciamos un proyecto de periodismo de datos, una importante porción del tiempo la ocupamos en debatir cómo visualizar la información para que sea útil, clara y digerible para el lector.

Una buena visualización de datos produce conocimiento y provoca una acción en quien la analiza. Así que la tarea de crearla, nunca debe tomarse a la ligera.

Cuando la representación y presentación de la información da en el blanco, la visualización es capaz de “explotar nuestras habilidades de percepción visual y amplificar la cognición”, tal y como lo afirma Andy Kirk, en el libro donde explica cómo crear un proceso de diseño exitoso.

Los datos nos dicen lo que está ocurriendo y los artículos que escribimos los periodistas explican por qué esa data es importante. Esa relación es la que creo siempre debemos considerar quienes trabajamos con cifras.

Hace unos días, un reporte publicado por Tableau (la empresa de software para visualización) me recordó esa máxima aplicada al periodismo de datos.

También me dio más razones para fundamentar que toda historia contada a partir de datos debe tener como propósito compartir el impacto humano de esos números.

“Contar historias es una piedra angular de la experiencia humana. El universo puede estar lleno de átomos, pero es por medio de las historias que realmente construimos nuestro mundo”, se lee en el documento.

Pero, ¿podemos contar historias con los datos tan bien como con las imágenes y las palabras?, preguntan los autores del texto para luego exponer cómo es viable conseguirlo.

Nos recomiendan tener en cuenta lo siguiente:

Imagen para llamada 21- Las historias aprovechan la cognición humana. Ellas construyen las conexiones y el contexto alrededor de los hechos con el fin de hacerlos más memorables.

2- Si contamos historias es porque necesitamos entender los eventos de principio a fin.

“El flujo de la historia nos ayuda a detectar conexiones causales. Llegar a la raíz de un problema puede ser complicado, pero nuestros cerebros están capacitados para hallar conexiones entre eventos. Si usted lo analiza dentro de una historia bien estructurada, puede ser más fácil detectar la causa subyacente y luego compartir el conocimiento adquirido sobre ella”, recomiendan los autores.

3- Un flujo de narración claro convierte a un conjunto de datos en una narración convincente. Los ata en una estructura con sentido. El método del arco ayuda a hacer de la historia una más memorable y participativa (engaging).

“Un relato contado en forma de arco consiste en aumentar la acción y el conflicto, presentado de manera lógica y fluida para llevar hasta una conclusión”.

El reporte cita como ejemplo el gráfico de John Snow, un epidemiólogo de Londres quien en 1854, mediante una visualización, demostró cómo el cólera se expandía por la ciudad.

4- Tableau también recomienda usar puntos de referencia en la historia, que le permitan organizar la información de forma secuencial, permitiendo a quien interactúa con ella ir de lo general a lo específico y comprendiendo el contexto.

Screenshot_2
En esta visualización se utilizaron puntos para representar a cada colegio de Costa Rica, según su ubicación geográfica. El color de los mismos depende de que tanto ha variado el abandono estudiantil en cada institución. En cada punto hay una descripción emergente con más detalles.

5- El objetivo ancestral de contar historias siempre ha sido transmitir y conservar información, la tecnología está permitiendo el acceso generalizado de ese conocimiento.

“Quizá lo más importante es que las historias deben motivar a la acción. En un mundo sobrecargado de información es crucial ser capaz de tomar decisiones informadas y recurrentes por medio de los datos”, concluye el reporte.

El informe está disponible en la sección de Libros y Documentos de este blog.


Compartir