Un cuento de periodismo, conejos y bases de datos

Compartir

Hassel Fallas autor

1

Esta es la historia de un conejo periodista empeñado en acercarse, lo más posible, a la verdad de los hechos. Su vocación era la de investigar.

 

 

 

Pronto se percató de que, para acercarse a esa verdad que tanto buscaba, necesitaba analizar la evidencia por su propia cuenta.

 

3

Dejar de ser un conejo persiguiendo las zanahorias con las que sus fuentes, y a veces mal llamados expertos, trataban de seducir su olfato noticioso.

 

 

 

4

Eso lo enojaba mucho porque sabía que el periodismo se basa en la evidencia y no quería dedicarse toda su vida a recolectar citas y opiniones sobre lo que sus fuentes quisieran decirle.

 

 

Así que tuvo una idea que lo entusiasmó: decidió aprovechar su derecho de acceso a la información y el movimiento de datos abiertos para acceder a bases de datos y hacer sus propios análisis. Y así encontrar noticias de interés público.

6

Nuestro amigo se empoderó:

¿Por qué no tomar los datos de una investigación o los de cualquier institución pública y analizarlos por mí propia cuenta? Así puedo comprobar si es cierto lo que mis fuentes me dicen.

7Para hacer bien su trabajo aprendió a usar hojas de cálculo, a hacer operaciones básicas de matemática, utilizar principios de estadística y a analizar la información en tablas dinámicas. También aprendió a crear gráficos y a presentar la información visualmente.

 

 

8Cuando tuvo los resultados de sus análisis, les aplicó un riguroso proceso de revisión porque entendía que los números son como el fuego y deben usarse bien. Una equivocación con las cifras podría acarrear daños a terceros que el conejo periodista siempre quiere prevenir.

 

9

 

Tampoco olvidó salir a la calle a reportear, a indagar cómo esas conclusiones numéricas impactan en la vida de las personas.

 

 

 

Así fue cómo este conejo periodista se convirtió en un investigador basado en el análisis de datos. Hoy en día vive en esta ciudad, donde comparte conocimiento y se enorgullece también de su vasta plantación de zanahorias orgánicas.

10

Aquí, el cuento en video


Compartir